Inicio  


 Registro

Nombre de Usuario:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
Si no está registrado oprima aquí

 Lo Más Visto
- De El Nuevo Día al periodismo digital: trayectorias y desafíos
- Son... de Cuba y Puerto Rico
- “La utopía es aún posible”: del periodismo y el reciente libro de Luis Fernando Coss
- Recién publicado De El Nuevo Día al periodismo digital: trayectorias y desafíos

Ha seleccionado
(0) producto(s)
Su carrito de compra está vacio


  Libros / Historia
Bookmark & Share
Aarón Gamaliel Ramos

Luego de la Segunda Guerra Mundial, se desencadenó un proceso de descolonización que convirtió a la mayoría de las antiguas colonias del caribe en países independientes.  Sin embargo, en medio del nuevo orden poscolonial, varios territorios permanecieron retenidos por sus respectivas metrópolis mediante diversos esquemas políticos.

Francia tiene tres departamentos de ultramar (Guadalupe, Martinica y la Guayana Francesa); y dos nuevas colectividades ultramarinas: Saint Barthelemy y San Martín.  Gran Bretaña tiiene cinco territorios ultramarinos, remanentes de un proceso de descolonización que sirvió para desarmar el enorme imperio británico de esta región, ubicados de forma dispersa por las Antillas: Anguila, Islas Caimán, islas Turcos y Caicos, Islas Vírgenes Británicas y Montserrat.  Dos son antiguas colonias holandesas del Caribe oriental convertidas en países del Reino de Holanda a comienzos de los años cincuenta: Aruba y un conjunto de islas agrupadas en las Antillas neerlandesas (Curazao, Bonaire, Saba, San Eustaquio y la parte meridional de la isla de San Martín, que los holandeses comparten con Francia).  Otros dos son territorios no incomporados de Estados Unidos: Puerto Rico Y las Islas Vírgenes Estadounidenses.  Juntos configuran el universo de países no independientes del Caribe Contemporáneo.

A lo largo de la segunda mitad del siglo XX, los departamentos y territorios ultramarinos del Caribe contemporáneo experimentaron profundas transformaciones sociales y económicas, y alcanzaron niveles de desarrollo económico que los distanciaron significativamente de los países independientes de su entorno geográfico. Son en la actualidad un puñado de colonias modernas, dispersas por la región del Caribe, fuertemente ligadas a sus metrópolis a través de intercambios económicos y ligaduras ciudadanas. Pero, si esa modernidad sirvió para acallar el hecho colonial a lo largo de la segunda mitad del siglo XX, la globalización y el nuevo ordenamiento de naciones en la escala mundial han colocado a estas tierras y sus gentes de cara a nuevos problemas y desafíos que se exploran en este libro.


Sólo: $25.00

Cantidad: